VISTA: Una opción para vivir viajando por el mundo

VISTA: Un carrito para vivir viajando

Vivir viajando es el sueño de millones de personas alrededor del mundo. Recorrer todos los países del mundo, vivir un tiempo en cada uno, apreciar sus paisajes, su gente, sus rutas, sus rincones, su cultura. Hacer un baño de inmersión y sumergirse en cada destino.

Hay quienes son millonarios y pueden hacerlo sin mucho esfuerzo (que son los menos), hay quienes ahorran y encuentran maneras de viajar barato, y hay también quienes hacen que su vehículo se transforme en su casa para recorrer el mundo.

Una camioneta, una combi, un auto antiguo, una bicicleta, cualquier vehículo más o menos en funcionamiento es una opción para el que tiene las ganas suficientes.

Y para quienes quieren empezar de cero con una opción nueva, ya construída, que no necesite mucho esfuerzo de preparación, hay también una oportunidad.

Se llama VISTA y es un carrito que se vende en Estados Unidos por unos U$S 46.000. Tiene unos 15 metros cuadrados en los que entran:

  • Una cocina con todo lo necesario para cocinar bien (y heladera)
  • Una habitación con cama
  • Un living con biblioteca
  • Un baño con ducha
  • Ventanales para rodearse de grandes vistas (aunque se pueden oscurecer o espejar para que no se vea para adentro)
  • Y todo lo necesario para vivir viajando en un pequeño hogar móvil

Viene en una versión estándar y una extra-grande. Tiene opciones para agregar: un baño más grande, un LCD rebatible, ducha exterior, lavavajillas, lavarropas con secarropas, y demás.

Se muestra por ferias de casas rodantes en todo Estados Unidos, se vende en su sitio web oficial (Escape VISTA), y se ve más o menos así:

Vivir viajando en casa rodante

Vivir viajando con vista

Como vivir viajando

10 consejos para viajar a la Copa América en Estados Unidos

10 consejos para viajar a la Copa América en Estados Unidos

2016 es un gran año para los apasionados de los deportes, pero sobre todo para aquellos apasionados del fútbol de selecciones.

Mientras seguimos en plenas eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, empiezan a verse los primeros indicios de lo que será la Copa América 2016: Edición Centenario en Estados Unidos, y sólo unos días después arrancarán los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Partidos de todas las edades, para todos los gustos, y en varias de las grandes ciudades turísticas del mundo. Y si además de apasionado/a por el fútbol (o pareja de uno/a) sos de los que creen (creemos) que cualquier mínima excusa es un buen motivo para viajar, digamos que tenés un gran año por delante.

Así que si estás pensando en hacerlo, te damos algunos buenos consejos para viajar a la Copa América en Estados Unidos:

  1. Chequeá bien que tengas todos los documentos al día. Aunque parezca obvio, la experiencia con familiares, amigos y lectores con problemas en este punto dice que no lo es. Chequeá con tiempo que tengas todos los papeles al día: Pasaporte, documentos, visas, etc.
  2. Planificá los recorridos con tiempo. Según la selección a la que sigas, los recorridos pueden ser muy largos. En el caso de Argentina, sólo en primera fase tenés que ir de una punta a la otra de Estados Unidos, ida y vuelta, en menos de 10 días (Santa Clara – Chicago – Seattle). Planeá con tiempo los viajes entre un punto y otro, considerá cuanto tardás en cada tramo, preparate para llegar temprano el día del partido (o un día antes), contemplá posibles retrasos, y demás.
  3. Comprá tus entradas ¡AHORA MISMO! Ni siquiera hace falta decir que es un evento de alcance internacional, que son todos equipos con grandes estrellas a las que todos quieren ver jugar, y demás. No esperes a último momento para ver si conseguís entradas por el estadio, reventa, o algo por el estilo. Comprá tus entradas hoy mismo. Esto se puede hacer a través del sitio de TicketMaster.
  4. Agendá los partidos de tu selección. La organización de la Copa América 2016 dejó en su web la chance de sincronizar los calendarios de todas las selecciones que te interese seguir. Podés hacerlo en este link.
  5. Comprá la vuelta a tu país con tiempo. Los que pudimos ir al Mundial de Brasil de 2014 vivimos en primera persona que un vuelo de Río de Janeiro a Buenos Aires el día después de la final del mundo cueste (y esto no es una exageración) 10 VECES MÁS que un vuelo en un día normal, y hasta que los pasajes en bus (tardando 36 horas, con conexiones, y demás) cuesten lo mismo que un vuelo en avión en un día cualquiera de temporada alta. Entonces: Sobre todo si le tenés fe a tu selección, comprá el pasaje de regreso a tu país con tiempo. Después habrá tiempo de pagar penalidades para cambiarlo si llega a ser necesario.
  6. Mantenete conectado. En los eventos internacionales como son los mundiales de fútbol, juegos olímpicos, o Copa América, se terminan armando grupos de hinchas con los que pasás mucho tiempo (al menos si querés), te terminás enterando de novedades, rumores, datos, y demás. También corre mucha información por Twitter o WhatsApp. Mantenete conectado tanto a estos medios, como a todos los hinchas que puedas en el camino. Pueden tener información que te va a servir a lo largo del camino.
  7. Aprovechá la excusa para viajar. La Copa América 2016 en su edición Centenario es la primera que va a jugarse en suelo estadounidense y es una GRAN excusa para conocer tierras yanquis si todavía no conocés. Aprovechá la excusa de los partidos para recorrer el país, visitar ciudades, atracciones, parques, y demás. Disney, las playas de California, las casas de los famosos en Nueva York (o los sitios en donde transcurren tus series favoritas), y demás. Aprovechá cada minuto del viaje, y no sólo las 2 horas cada 5 días en las que se juegue al fútbol.
  8. Llegá con tiempo al estadio. Cruzaste todo el continente para ir a ver estos partidos. Hacé lo posible por llegar bien temprano al estadio. Generalmente son GRANDES estadios, con lugares para comer o tomar algo. Y en eventos de este tipo, alrededor de las sedes suele mucha fiesta, colores, actividades, propuestas locas de marcas, y demás. Aprovechalo. Además, suele haber bastantes controles de seguridad que pueden demorar las filas. No te estreses, llegá con tiempo y vivilo tranquilo.
  9. Sacá seguro del viajero. En la medida en que te sea posible, compralo. Vas a estar algo así como un mes girando por un país ajeno, moviéndote en auto, avión, buses, y demás. Todos esperamos que no, pero es posible que tengas algún que otro problema en el camino. Es mejor prevenir que curar.
  10. Gastá ahora. Cuantos más gastos del viaje cubras con tiempo (traslados u hospedajes que ya son seguros, entradas, y demás gastos previos) menos vas a necesitar cargar con vos en el momento (o menos vas a necesitar ocupar de tu tarjeta de crédito durante el viaje). Planear con tiempo tiene esos beneficios. Aprovechalos.

Cómo mantener tu vida andando cuando estás de viaje

Seguir tu vida de viaje gracias a Internet

Ya pasó aquella época en la que irse de viaje era (obligatoriamente) desconectarse de todo y ponerle una pausa a la vida.

Hoy podés tranquilamente desconectarte de todo si esa es tu elección (y el viaje es de vacaciones o simplemente placer), o en caso de que viajes por algún compromiso, o que quieras extender más tu viaje que las típicas 2 o 3 semanas de vacaciones anuales, podés mantener tu vida andando sin problemas gracias a internet.

No es necesario frenar todo, ni es necesario esperar a volver para ponerte manos a la obra si ese viaje en el que estás metido te inspiró a algunos cambios importantes en tu vida.

¿Qué quiero decir con ésto? Incluso estando en la otra punta del mundo de tu hogar natal, podés, por ejemplo:

  • Hacer cursos y carreras online, estudiar ya sea carreras de grado o cursos de idiomas para perfeccionar esa nueva lengua que estás practicando. Entre las cientas de opciones disponibles, podés hacerlo con aplicaciones como Duolingo o similares o con opciones vía web como el Centro Universitario de Idiomas.
  • Pagar tus facturas online, gracias a servicios especiales para estos fines. En Argentina, por ejemplo, usamos Pago mis cuentas, pero varios también pueden hacerlo desde la página de su propio banco o tarjeta de crédito sin necesitar darle mucha vuelta al asunto.
  • Jugar en casinos online, si se te da bien el azar, podés jugar en sitios online de todo el mundo desde la cama de tu hotel, en pijama, antes de irte a dormir. Y quién dice, si tenés suerte, estirar el viaje un tiempo más con las ganancias. Una opción posible en este caso es el sitio de apuestas Casino.com.
  • Mirar películas o series online. Si vamos a ir al entretenimiento, ni siquiera es necesario que te pierdas esa serie que venís viendo hace un tiempo o esa película que te motiva a seguir soñando y viajando. Lo más fácil y cercano que se me ocurre es Netflix, que funciona en gran parte del globo, y sino aplicación como Stremio.
  • Seguir comunicado con tus seres queridos o en reuniones de trabajo. Es raro tener que explicarlo en 2016, pero hay DECENAS de opciones para seguir en contacto con seres queridos o hasta seguir llevando a cabo tus reuniones de trabajo con normalidad. Por poner algunos ejemplos: Skype, Facetime, Google Hangouts, WhatsApp, y muchas más. ¡Hay hasta miles de psicólogos en todo el mundo manteniendo sesiones con sus pacientes vía Skype! (¡Yo lo probé y lo recomiendo!).
  • Seguir trabajando, en casi cualquier puesto laboral de hoy, el trabajo se puede seguir haciendo incluso habiendo “cruzado el charco”, gracias a servicios como Google Drive, WordPress, Basecamp, Slack, Trello, Evernote, Dropbox y varias opciones más en la nube. ¡Así que podés seguir trabajando, Mojito en mano, desde la pileta de tu hostel si es necesario!
  • Buscar tu próximo destino, con recomendaciones de viajeros en comunidades como Trip Advisor o Viajeros.Com, o sitios en los que buscar alojamiento barato en las próximas paradas, como puede ser CoachSurfing, Airbnb, HostelWorld, Booking, y demás.
  • Buscar tu próximo restaurant o negocio recomendado, con aplicaciones como Yelp o similares, que te rastrean el punto en donde estás y te recomiendan opciones cercanas con fotos, reviews de otros clientes, y demás.
  • Seguir enterado de todo lo que pasa en el mundo, aunque también sea una obviedad decirlo en 2016. Enterarte las novedades de tu país (y con eso por ahí extrañar un poco menos) está sólo a un par de clics de distancia con los diarios, blogs, Twitter, Facebook, y demás asuntos.
  • Buscar el amor en el camino, ya sea que busques al amor de tu vida o una compañía para los próximos pasos, con aplicaciones como Tinder, Happn, o cualquier sitio respetable de citas online.

Mi reciente viaje por Europa fue el más largo que hice yendo sólo. Fue sólo un mes y medio, unos 50 días, pero para mi (que soy muy de estar con gente todo el tiempo) sonaba a una eternidad.

Pero la realidad es que es uno el que elige en qué momentos estar sólo y desconectado de todo, y en qué momentos interactuar con el entorno local, contactarse con familiares o amigos a la distancia, jugar online para distraerse, o hasta ponerse manos a la obra con algún proyecto pendiente.

Una buena manera de cortar con el mito de que si te vas de viaje te “perdés cosas”, es saber que gracias a internet podés mantener tu vida andando sin problemas, en casi todas las áreas necesarias.

Así que ahí tenés una excusa menos. ¡Ahora a viajar se ha dicho! :)

Te animo a que viajes

Te animo a que viajes

«Te animo a que viajes. Tan lejos y tanto como sea posible.

Trabajá en turnos ridículos para ahorrar tu dinero. Pasá de tener el último iPhone. Llevate fuera de tu zona de confort. Conocé cómo viven otras personas y date cuenta de que el mundo es un lugar mucho más grande que la ciudad en donde vivís.

Y cuando vuelvas a tu casa, la casa puede ser la misma y sí, puede que tengas que volver al mismo trabajo, pero algo en tu mente habrá cambiado.

Y creeme, eso lo cambia todo

20 cosas que pueden pasar en un viaje en tren por Europa

20 cosas que pueden pasar en un viaje en tren por Europa

Algunos de nosotros tendremos algún familiar, amigo o conocido que viajó a Europa hace mucho y te cuenta que consiguió un pase libre de viajes indeterminados por Europa en tren por cierta cantidad de tiempo y con eso logró viajar barato por Europa como pocos.

Todos habremos visto alguna vez en alguna película cómo es un viaje en tren por Europa, con sus paisajes, su gente, sus charlas, sus situaciones, y demás asuntos. Si no viste nunca y querés empezar, una buena idea (a mi gusto) es hacerlo con “Antes del amanecer” (Before sunrise).

Viajando en tren podés escribir una canción, un libro (algo de eso hay en el documental de J K Rowling con Harry Potter), conocer al amor de tu vida, tener charlas fundamentales sobre la vida, mirarte series o películas, leerte un libro increíble, cargar el tren de esperanzas para ir a ver a tu equipo ganar (esperemos) alguna copa de Europa, o hasta (si querés)… HACER NADA.

Dicho eso, salió una nueva publicidad de Renfe (la principal operadora ferroviaria de España) que cumple 75 años. El spot se llama “Tu tiempo. Tu tren”, y cuenta decenas de situaciones que pueden pasar en un viaje en tren por Europa.

Es poco más de un minuto que trae consigo mil escenarios diferentes. Emocionantes, inspiradores, motivadores… todos dan ganas de tomarse el primer avión que salga al viejo continente, y una vez allá vivir tomando trenes. 😛

Si querés motivarte un ratito, acá están entonces las (al menos) 20 cosas que pueden pasar en un viaje en tren por Europa:

9 maneras de viajar (y no aprender nada)

9 maneras de viajar y no aprender nada

Hay miles de motivos para viajar, y cada uno tiene los suyos. Por trabajo, placer, vacaciones, paseo, en plan romántico, con amigos, y mil posibilidades más.

Pero el viajar (sobre todo cuando se aprovecha bien) es crecer, es madurar, es cambiar, es abrir los ojos, disfrutar, reflexionar, conoce nuevos lugares, personas y mundos. Viajar es, básicamente, aprender.

Pero, ¿qué pasa cuando uno no sabe aprovechar esos momentos, esas situaciones, y esas experiencias como se debe? Lo peor: vuelve a casa igual que como se fue. Sin haber aprendido nada en el camino.

Si sos de esos que prefieren ir a lo seguro, acá tenés una lista con los pasos a seguir para volverte como te fuiste. Si sos de los que quieren ser cada día un poquito más, aprender siempre un poco de todo, acá tenés una lista de situaciones a evitar.

Seas del tipo de persona que seas, acá tenés 9 maneras de viajar y no aprender nada:

9 maneras de viajar y no aprender nada

  1. Hablale en tu propio idioma a todos. Incluso si no te entienden.
  2. Nunca visites un lugar religioso o nunca vayas a una reunión de una religión que no sea la tuya.
  3. Comé en los mejores restaurantes multiculturales: McDonald’s, KFC y Pizza Hut.
  4. Discutí con cualquiera que vea el mundo diferente. Si ellos todavía están en desacuerdo con vos, repetí tu punto muchas veces.
  5. Nunca aceptes la amabilidad de los extraños. Ellos seguramente quieran algo de vos.
  6. Pedí agua embotellada en todos lados a donde vayas.
  7. No ayudes a nadie que te encuentres, porque la mayoría de la gente no es de fiar.
  8. Sacá fotos sin observar. Mirá los lugares importantes con el objetivo de tacharlos de tu lista.
  9. Siempre llevá un mapa.

Yo lo vi en el blog de Chris Guillebeau: The art of non-conformity (está en inglés, pero está MUY recomendado para aquellos que disfruten de viajar).