El síndrome de París

Sindrome de Paris

Hace unos meses leí del curioso “Síndrome de París” en alguna lejana web de no muy buen aspecto (de esos que no reflejan mucha confianza). Y como andaba a las apuradas, ni siquiera le di mucha importancia (ni credibilidad) a lo que estaba leyendo.

Pero resulta que hace unos días investigando un poco más (a partir de las ganas de viajar que me despertaron los 5 timelapses de París, todo sea dicho), leo que el Síndrome de París existe, y que se trata de un trastorno psicológico transitorio encontrado en unas 20 personas por año, y que afecta especialmente a los turistas japoneses, y a las treintañeras de dicha nacionalidad.

Se da como resultado de un shock cultural por un lado, y un choque con la realidad por el otro. Como un fuerte contraste entre la idealización de París en la mente del turista y lo que éste encuentra en la capital francesa.  Y se cree que tiene un mayor impacto en los japoneses por la popularidad de París en la cultura nipona, que la ve idealizada sobre todo en las publicidades.

Turistas Japoneses

Mucho afectarían también las diferencias culturales entre un lugar y otro: el idioma (y la poca paciencia sobre todo de taxistas y mozos parisinos con quienes no manejen la lengua con fluidez), el carácter y el trato a las personas (uno es cortés y silencioso, el otro casi que vive a los gritos), el lenguaje verbal (algo así como el “lunfardo”, que muchas veces ni traduciendo tiene sentido en japonés) y el lenguaje corporal de unos y otros.

Todo eso rompe con el panorama romántico e ideal que los japoneses traen consigo en su viaje a París cargado de ilusiones, y puede llegar a producirles algo cercano a una crisis nerviosa o un ataque de pánico. Al nivel de que se relata de alguno que llegó a escuchar “la voz de la Virgen María diciéndole que saliera cuanto antes de Notre-Damme y volviera a Japón“.

Entre los síntomas psiquiátricos que produce, están los estados delirantes agudos, las alucinaciones, los sentimientos de persecución (creyendose que uno está siendo victima de los prejuicios, agresiones, o la hostilidad de los demás), ansiedad, desrealización, y despersonalización. Y entre los síntomas físicos, hay mareos, taquicardia, falta de aliento, sudoración excesiva, y posibles desmayos.

¿La cura del Síndrome de París?Regresar a Japón y no volver a pisar París” (bastante casera, bastante “atada con alambre”, como decimos los argentinos).

Más información del Síndrome de París

La imagen del post es del usuario Hans905, de Flickr.

6 pensamientos en “El síndrome de París

  1. Bel

    Mmmmm no sé qué pensar! Tuve la suerte de conocer París, y la verdad, iba con muy bajas expectativas por esto mismo. Es de “conocimiento popular” que los parisinos no son muy fanáticos del turismo. Una de mis hermanas ya había ido y me había dicho que los franceses te hacen sentir muy mal por no saber el idioma, que odian que les hables en Inglés (que, al fin y al cabo, es el idioma “universal”) y que son muy descorteses y maleducados a la hora de tratar con turistas. Y no sólo mi hermana, cualquier persona que conociera París me decía lo mismo.
    La cosa es que yo iba con miedo (si, miedo) de no poder hacernos entender y de que nos traten muy mal y terminar perdidas (estaba con mi otra hermana). Encima yo nunca tuve grandes deseos de conocer París (en realidad si, pero me daba bronca que todo el mundo hablara de ella como una ciudad super romántica y hermosa, no sé por qué jaja, me gusta ir a contramano del mundo).
    La verdad que cuando llegué me llevé la sorpresa más grata de todas. No sólo es verdad todo lo que dicen, sobre que es hermosa y romántica y tooooodo lo que cualquier persona te pueda decir de París, sino que los parisinos fueron de lo más buena onda! En serio, me sorprendieron porque fueron de lo más serviciales, trataron de ayudarnos en todo lo que podíamos. Intentábamos no hablar en Inglés (por la enemistad que ellos tienen con los ingleses, vaya uno a saber por qué) pero ni bien veían que no entendíamos algo ellos mismos lo hacían! Y no sólo la gente acostumbrada a tratar con turistas: una empleada de subte nos dio un mapa con indicaciones que nos escribió ahí, un ciclista que paseaba muy campante paró y nos indicó dónde ir, cómo, qué tomarnos, etc. La verdad, en todo el viaje por Europa, los parisinos fueron unos de los que mejor nos trataron, incluso los mejores.
    Supongo que habremos sido afortunadas! Nadie nos cree cuando les contamos! jaja

  2. Pingback: Síndromes viajeros con nombres de ciudades | Me quiero ir de viaje

  3. TONGA

    Como cuenta Bel, a mi me paso lo mismo.
    Fui a Paris con esa previa de “te van a tratar como el orto” y seguí viaje, una semana despues, convencido de que había conocido la ciudad mas linda del mundo, y con una sensación de hospitalidad que fue permanente durante toda mi estadía.

  4. Martin

    Al leer el artículo pensé que iba a ser el único comentario defendiendo a los parisinos, pero es una grata sorpresa ver que los 2 comentarios anteriores dijeron lo mismo que yo voy a poner.

    Pisé Paris con mucho cagazo, con toda la fama de que ellos son mala onda. Mi impresión después de una semana fue totalmente la opuesta. Todos me trataton bien, fueron cordiales, me tuvieron paciencia y te diria que me trataron mejor que en Buenos Aires. La ciudad es hermosa, y si uno se aparta de las guías turisticas se encuentran tesoros todavía mas lindos.

    Coincido con lo que dijo Bel, yo hablo un poco de francés pero cuando los parisinos ven que te puede costar la comunicación saltan a inglés sin problema.

    Yo fui en julio/agosto (veranito parisino) y creo que el clima puede afectar mucho la experiencia del turista con el lugar. Probablemente la mayoría de los argentinos viajamos en diciembre/enero (su invierno, que es bastante duro) y es entendible que con un frio mortal no tengas muchas ganas de dar instrucciones sobre cómo llegar. Creo que de ahi viene la mala fama que tienen.

  5. Ro

    Mi experiencia es igual a la de los comentarios anteriores… todos me trataron muy bien. Yo hablo algo de frances , pero cuando no entendia las instrucciones los parisinos pasaban a hablar en ingles sin problemas. Creo que ellos valoran la intencion de hablar frances, aunque a uno no le salga bien
    Como martin, yo tambien fui en agosto y creo que es la mejor epoca para visitar la ciudad. Con sol, es mucho mas hermosa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>